Máxima seguridad


Cefaly utiliza la técnica TENS, conocida desde hace más de 40 años en medicina (4,5) y muy utilizada en los centros para el tratamiento del dolor.
Esta técnica se distingue por su seguridad y ausencia de efectos secundarios.


Cefaly ha sido diseñado y desarrollado siguiendo un estricto análisis del riesgo y respetando la norma internacional ISO 14971 relativa a los aparatos médicos. Este análisis ha eliminado todos los posibles riesgos tanto a corto como a largo plazo.

Las únicas precauciones y los efectos secundarios significativos son los siguientes:

• no hay que utilizar Cefaly mientras se conduce
• enrojecimiento cutáneo en la zona del electrodo que puede persistir durante algunos minutos después de la sesión.
COMPRAR